miércoles, 31 de agosto de 2011

Casi




Como en aquellos sueños con anillos de plata
en mis manos aún tersas,
tan cercana y tan lejos la libertad que busco.
Sé que no es imposible
detenerme en el borde, ser menos yo,
un poco más de sol en las veredas o carmín en los labios.
Tan cerca del final estoy a veces,
con los pies ateridos
que sólo bastaría un “es la hora”,
un ademán sutil de mi cabeza sugiriendo a las bestias
abandonar la danza.

Somos – me digo- esta errática forma de dolor
este silbido tenue de visiones
(que todo amor acaba por caer
en su boca intangible
y se devora).
Ya no es justo- me digo- sostenernos
en un color sin fondo. Dejémonos caer.

De a ratos es tan cerca calzarme en las mañanas,
lavar mi rostro hasta desenterrar
trazos de vida.


).(

martes, 30 de agosto de 2011

Sed




                                                                                                        

  


Si me hubiese guardado unas gotas de amor en la nevera
o hubiese convertido las tinajas
de esperar un milagro
en un paso a la vez, no en un siniestro golpe
de puertas al cerrarse
miradas combatientes salieran del espejo
a destrozar mis lápidas
y de nuevo los poros, sudorosos quizá,
perfumados de tiempos por venir,
trajeran a la niña
esa que ahora empina medianoches de llanto.

Qué dejé de arrojar al odio compasivo
para que sobreviva a mis cenizas
el fuego transparente
(la hipnótica certeza de mi nombre en tu voz).


Tan desiertas me saben a esta hora
las palabras de siempre,
las torpes borracheras de símbolos usados
hasta el desgaste en vano del infierno,
las migrañas infectas de sueños repetidos
con tus dedos buscándome  en la lengua
el agua impronunciable.


   ).(


martes, 16 de agosto de 2011

Cliché








Una lágrima eterna sobre la frente.
César Moro




Qué amo? A quién
el gesto orante de los labios ásperos?


(No llegaron tus ojos para matar la noche.)

No afirmo… ni pregunto…
Sólo el goteo de una válvula  rota
secuestra instantes a la eternidad.

Cansa andar peregrino, del sueño a la ficción
con la búsqueda a cuestas
y la ausencia de un dios
que detone descaros en la frente.

No acuso… ni perdono…
En la esquina del cuadro de ilusiones
mi nombre es el pasado indicativo.

Soy el cómplice frío de mi propia condena?



).(

jueves, 11 de agosto de 2011

Letargo








Es el desierto… óyelo…

Ya se ha pagado el precio
y todo sacrificio  arraigado  en la pérdida
fructificó su ausencia de piedad.
Óyelo… ya no duelen
los ojos lacrimosos de la muerte
en las puertas de embarque de ningún aeropuerto
ni le tiembla la mano a la demencia .

En cuanto a mí,
ingiero por colores resurrecciones diarias:
a las ocho los pasos,
después del desayuno la dosis de sonrisas,
y a las diez de la noche, cuatro horas de sueño inanimado.

En la neutralidad de los instintos
sólo el desierto
dulcifica su voz para nombrarme.




).(

jueves, 4 de agosto de 2011

Y otro que va a Papelitos...

                                                    PODES LEER ESTA ANTOLOGÍA AQUÍ

                         En medio de los problemas, del fantasma de la depresión que a veces aprieta el cuello del corazón un poco más que  otras, del cansancio y la sequía, del miedo a no poder... (y los puntitos son para  no escribir un libro sólo de miedos ), y en medio del insomnio, o gracias a él ^^,  me encuentro un rayito de sol, del que, claro, esta cabeza loca no tenía  idea. Recuerdo haber pasado por  Nueva Poesía  a buscar el calor de los tiempos vividos años atrás con gente maravillosa, como Felipe Fuentes García y otros genios que me abrieron los brazos en aquella casa,  y haber dado un sí rotundo a este proyecto, dejando, además, con total confianza, a cargo del equipo organizador la elección de mis poemas  para la antología. Dije sí y me marché, como suelo irme de todas las cosas y los sitios, sin un porqué, que vamos, así soy, vuelo y me vuelo, me disperso y me olvido ( egoísta quizá, porque me llevo el cariño y lo atesoro). Pues qué: en pago de mi indolente actitud , un grupo de personas ha trabajado para conseguir  que yo me lleve una enorme alegría hoy, al encontrar mi nombre entre muchos que admiro, y otros que puedo llamar con orgullo mis queridos amigos. Gracias. Qué más decir?



Real Time Web Analytics