domingo, 23 de octubre de 2011

Dark forests of the soul










Porque ahora dios
es ese gesto lento
en un temblor a penas suspirado.

Porque ahora dos
en la distancia elíptica y el verbo
que late
y se acompasa
 de manos sudorosas y gemidos

porque caderas
 tocando a vuelo el lujurioso impacto
buscándose y tomándose  en el eco
y lenguas dedos lanzas tamboriles
porque boca anegada de labios manantiales

las túrbidas miradas
de jinete y Pegaso
 galopando recíprocas,
                                   pensándose,
viniéndose en su oscuro laberinto.








).(

2 comentarios:

  1. Eróticamente genial, Viví, Poéticamente fantástico.

    Es imposible evitar la relectura de tus versos, y eso solo me pasa con tres o cuatro autores, y me refiero a autores de todos los tiempos.

    Como decís allá; sos grande, Poeta.

    ResponderEliminar
  2. Cómo darte las gracias, Centaurito? Me alientas, y no sabes lo mucho que lo necesito. En cuanto al poema, puesssss.... sí, sobre todo "fantástico", aunque a casi tres años de celibato, supongo que fantasear un poco es bastante normal.

    Besotes,poetazazazooo!

    ResponderEliminar

Real Time Web Analytics