domingo, 16 de octubre de 2011

Señuelo en cinco tomas

                                      


                                         




 I



Acecha ,voluptuoso,
un aroma
insistente:
almizcle y tierra fértil
humedecido
apenas
en pálidos  deseos
de tragarse hasta el último
trémulo
y agitado
resuello de la Bestia.



II


Delicada,
la mano
de la esfinge de hielo
resbala
sabiamente
por la negra guedeja
retorcida
que imita
el falaz pensamiento
de la sierpe
rabiosa
tras la boca de seda.



III


Asoma
entre los labios
desnuda
la promesa,
y se oculta endiablada,
planteado el acertijo:

Quién
Caza
A quién ?

y asesta,
certera,
justo a tiempo,
la sonrisa distante
y un cimbrear de caderas.



IV


El toque  subrepticio
del cuello nacarado
inclinándose
al filo
de la uña insinuante
que delimita
el cauce
a un palmo del escote
acorrala
a la presa
sedienta y desbocada.



V


Saborea la frágil
melífera  victoria
sobre la piel
salada
suplicante y dispone
divertida
el altar
del brutal sacrificio
a su fuego
sagrado
sobre sábanas negras.





1993

2 comentarios:

Real Time Web Analytics