lunes, 19 de noviembre de 2012

Bubble






Entre todos los seres que me habitan
no hay una raza pobre o marginada
y sin embargo,
me he declarado un universo frágil.

Suelo extrañarme el caos, las promesas, los sueños imposibles. Y es verdad que he reído
 o he llorado desde la misma necedad de amor (estas tan lejos… siempre).

La desgreñada ninfa que amamanta palabras o demonios
no ha presentado queja

(¿Qué diferencia cabe entre los huérfanos? O qué importa
quién cae o sobrevive cuando todo es vacío).

Me añoro el ser de llamas sin temer las cenizas, la guerra interminable detrás de los espejos,
y a vos,
que cambiabas de rostros y de nombres pero sufrías el peso de mi ímpetu sin dejarme caer…

Las bestias pastan  juntas,
no es posible diferenciar los ríos sanguinarios
de las calles que suben hasta la indiferencia,

y en el trono,
marcando los segundos que se pierden
para nunca jamás,
 tamborilea la mano de una reina dormida.







).(
http://www.editorialalaire.com/viewtopic.php?t=15901&postdays=0&postorder=asc&start=0

domingo, 9 de septiembre de 2012

Cloud







Simplemente, no es Ella. Y es que una vez había
una maraña roja floreciendo los rizos en la almohada,
una mano pequeña de la que deslizaba un viejo libro,
de poemas, quizás. Azahares en el patio y un cachorro
a los pies de la cuna.
Y Ella no es.
Porque lo no nacido no podría morirse,
Ni los sueños.

Despiértala si llueve. Porque no es
de llanto su ceguera
y que sea de noche, para que duela menos el reencuentro
o pedirse perdón
por las huidas.

No es secuaz la Tristeza, ni  abducida
la ilusión por un rapto de cordura.
No es el miedo al regreso,
si de una hasta otra soledad no hay más que un hilo
impidiendo que caiga el corazón.

Sólo el mismo dolor entrado en años.


).(




jueves, 26 de julio de 2012

Fade








Lo doloroso no es seguir llorando
aún después de muerta toda lágrima,
Es la confirmación de lo imborrable.

Cúlpame,
pues yo sé que no se hieren las cosas que no amamos,
ni se estrellan espejos que no muestren los paisajes queridos:

un crepúsculo roto, un falso cielo ondeando su muralla,
y entre nubes, dedos que van y vienen sobre heridas
que he cultivado ya
que he madurado y delicadamente ennegrecido
con palabras de amor.


Doblemente culpable cuando lo sorprendente
no es correr entre olvidos sin llegar
al final de la huida.
Es esperarte en cada nuevo rostro y deshojarlo
revivirme en las muertes sustitutas.


).(

jueves, 21 de junio de 2012

Amo




Tengo en la mano una carta para jugar el juego
cuando quieras.
          ( Costumbres argentinas- Los abuelos de la nada)





Yo te…

¿Y entonces?

 amo, soñé, dolí, lloré, olvidé?

Son tantos y tan pobres
verbos no realidades que resuman
lo…
incierto, terco, intenso, insostenible?
Son tantas y tan pobres
las formas del recuerdo con que te…

y no sé, a veces, si consumir espacios
 para llenar 
y aquí (…………) lo que…

En mis silencios, cuando la noche no es más que un concepto difuso de mí misma,
el alma intenta el paso por la delgada línea de un renglón. Ya no hay nada, lo admito.
Ni siquiera el rugido de los miedos, ni extensos laberintos o profundos milagros
abismales. 
Y nada es nada, 
ya no encuentro un vacío que llenar.

Pero aquello…
sigue su curso en mí, y aquí no hay dudas,
subrayo Devorando,
lo repaso hasta abrir un agujero negro en el papel.

Lo demás simplemente se sostiene
o me empuja.


jueves, 24 de mayo de 2012

Lost







Tenía esa costumbre de mirarse las palmas de las manos
Como si aquello fuera otro universo
Y pudieran abrirse los caminos a donde todo existe…
No cambia la inicial
Que cuando niña le designó el amor desesperado
De la misma manera
Que se marca una res para su dueño…
Nada cambia y aún
Pasa su dedo por las perspectivas,
Quizá un recodo y al final un puente
O hacerse tan pequeña
Como para reinar en esos montes
De sueño indescifrable.

Si le reprocha, alguna herida no cicatrizada,
Tanta vida olvidada de vivir,
Encogiéndose de hombros, mira el nombre
Callado por su boca:
Qué le oculté a tus noches,
Qué no te di de todos mis deseos,
Qué humedad no guardé para tus fiebres?

Tenía esa costumbre de morderse la palma de la mano,
Para arrancarse la última caricia
Y cuatro años de ausencia,
Como si en ese engaño fuese a caberle una esperanza más
A lo que ya no importa.




).(

domingo, 1 de abril de 2012

Tranquila







" no hay nada que hacer
...................................
no tengo que hacer maletas
no siento nada"
                        ( Anhedonia-Charly García)





No hay nada para ver

Si la desesperanza es transparente
y el porvenir es un fantasma viejo
si no pesa el valor de las palabras y si todo
lo creído, al tocarlo, se desmiente


No hay nada para hacer
con manos que no acogen
con una voz
de no saber gritar cuando se quiebra
o con  la luz que tiembla hasta rendirse
al beso del orgullo


No queda soledad sin consumir ni decepción
que no se haya mordido hasta el hartazgo.

No hay nada que prohibir
al suspiro  cansino de ojos húmedos
y sonrisa distante,
encallado a la orilla de los sueños…



).(

martes, 20 de marzo de 2012

Not Home






Desde esta soledad a la que vas entrando, inútilmente triste,
te observo caminar
con los ojos vendados…

Tal vez sigas la  huella de mis ritos
y deba confesarte la marca del amor:
dos puntos que me sangran en el cuello, como si nada
pasase de doler…
y tantas cosas duelen, que van quedando
                                                         ancladas
a la costumbre férrea de ignorarse.

 Suelo decir tu nombre como un féretro
al que irá a descansar  mi armadura de risas
(aquellas ilusiones que afirmé  y vuelvo a jurar ciertas).

Vos te encojes de hombros,
miras hacia lo alto  como si ahí brillase algo más que mis lágrimas,
y seguís tu camino hacia la oscuridad que hay en mi corazón

tu paso tiembla como las decepciones en mi boca
puedo sentir que  huele como yo
el manojo de heridas que aprietas en un puño

y me callo las muertes y contengo el suspiro el zarpazo la huida 
                                           las palabras
                                       de apurar el adiós 
                            antes de que la vida nos encuentre .






).(

martes, 13 de marzo de 2012

Cristal (rescates)



Que para echar a vuelo las campanas hay que saber la forma del metal
-dicen las voces- 
el espacio que ocupan los cantos en el aire
y que del aire hay que saber su peso,
separar los celajes por color para después medirlos de cabo a rabo, y,
pocos segundos antes,
desenredar el cielo de las aguas donde anida el crepúsculo,
porque es sabido –dicen las voces- que si repican húmedas de sal,
tocan a duelo,
 y apodan huracanes con nombres de mujer.


Pienso mi nombre como una caracola
deshabitada,
Mi canto persiguiendo los vestigios corales de campanas de barro
sumergidas.
Pienso mi cuerpo un aria amedrentada por la ferocidad de los sentidos:
una voz amputada.


Cardúmenes de flores amarillas atavían sus frentes con airones luctuosos.
Llevarán la cuadriga – dicen las voces- de las inmediaciones de mi voz al collado
en que un bosque de cruces florece a media noche melodías de viento.
Que un Te Deum de sus trinos separará mi lengua de la tosca
y emergeré descalza, amplia falda de música
brillante de agua clara,
campana inmaterial que de su propias huellas recogerá las voces,
las llevará en los brazos,
desenredadas.


Piensas tu nombre como una caracola
desposeída
- dicen las voces-

Suéltanos.

martes, 6 de marzo de 2012

Morituri







No es este cuerpo…
Y pronto, ya despierta, otro perfume ronda,
un andar de cadencia diferente disputa con mis piernas
el pedazo de cielo que se esfuma.

No es esta voz, ni estas manos livianas, tenazmente vacías
tensando el arco de las certidumbres.
Sólo el sabor a sangre entre los dientes
se empeña en confundirnos. Nada Es, pero  aún
los rumores de cuero contra bronce desconocen la calle
por la que sigue andando esta que tiemblo.

Han sido tantas veces,
tantas las pérdidas y cuántos más han sido
los sollozos

que cuando alguien pregunta por el nombre de todas las tristezas,
les respondo : Viví.  No es más que eso.
El apócope
de  lo que no ha podido abandonarme
en la arena de párpados abiertos.

.


 ).(


viernes, 2 de marzo de 2012

Hoja en blanco


Te presiento en lo inmóvil.
Si ahora te atrevieras a nombrarme caerían exhaustos los espejos.
Podría recorrerte con los ojos cerrados,
confrontarte
cuarenta y cuatro golpes de indigencia en la piel
con milenios de sed entre los dientes,
medirte la esperanza regada en los baldíos
o deshojarme para ti las pústulas de nieve que florezco
pero somos
desde lo inmóvil tú,
yo desde lo dogmático del frío,
la misma entristecida reclamando una hoguera.

Me traerás los gritos desangrados
y voy a sonreír frente a la rabia con la resignación de los ausentes
como si nada roto en lo que importa.
Desde el olvido yo,
tú desde un sueño que no ha dejado la matriz del siempre
somos la misma lánguida seduciendo a la fosa

y me sabes
continua en lo que lucha,
desafiante del canto de los grillos,
de las campanas fieles a su torre.

Un hosco tintineo de sonajas nos conserva las manos en su tinta,
a un lado yo,
abriéndole los muslos a la voz que no atiendes,
tú desde el desamparo
amoldando a la cópula de afonías y rouge la herida taciturna:

en tus márgenes yo
garabateo
la misma telaraña
que contra los renglones me sollozas. 
 
 
 
).(
 
 

viernes, 24 de febrero de 2012

PassWord





Me cansé
de moteles lingüísticos y sus conjugaciones seminales,
del amor porque rima y el acento en el ansia,
de no llegar al margen
para que sobreviva la quimera

de los borrones místicos
emparedando al verbo original y me cansé
de cuerpos en voz baja
                                 declamados
negados
             deliberadamente sustituidos.


Quiero el estrépito
animal, el choque de lóbulos y labios,
el gruñido febril
y el ininteligible tambor de pieles. Sólo
las guturales bestias
de pubis iletrados,
la entrega desprovista  de promesas.


jueves, 23 de febrero de 2012

Ruta de los poemas en Almuñécar.

Una preciosa iniciativa, a la que tengo el honor de haber sido invitada por Juanmi Jerónimo Ruiz, y que, por supuesto, me emociona intensamente. Aunque desconozco el poema ( lo eligió Juanmi ) y el sitio en que se ha expuesto,  la idea de que ahora mismo, del otro lado del charco hay un poema mío, entre poemas de grandiosos autores , me hace temblar, jajaja. Bueno, a ver si alguno de los que pasan por aquí a leer mis intentos, se topa con este poema por algún rinconcito de Almuñécar y viene a contarme qué le pareció. :P


domingo, 19 de febrero de 2012

Sima





Dormiré
sin saber si mañana consiga recordarme,
si huela a mí, si aún
mis dos lunas sostengan el delicado puente
entre la Vida y el infierno diurno.

Dilato los estragos de la inercia
aferrada a la espira del desvelo…
tiempo caliginoso,
anegado de música,
agua helada en el gesto demacrado,
súplicas a la efigie de razón desertora.


Inmolados en litros de café
aletargados de humo
en el momento exacto en que el vacío arrebate mi Amor,
los párpados caerán a descubrir
la verdad asesina:

Esa noche no supe despertar,
para no verlo  irse también dentro del sueño.




).(

viernes, 17 de febrero de 2012

Delete








Gracias por nada, Tú,
la del espejo.
Llevas el corazón del lado amargo.

Aquí el latir errante
atestigua el sofoco de la lengua sobre los labios tersos
y es mi boca indomada
soberana del beso que no ha sido.


Para que llueva lejos de mis ojos
dile al tiempo que escampe
sus retratos.

Son demasiados muertos
entre las tentativas de sólo respirar
y un azul tan sangrado en la memoria que deshabito
el alma.




).(

miércoles, 8 de febrero de 2012

Buen viaje, flaco... gracias...



             Luis Alberto Spinetta


 23 de enero de 1950 -  8 de febrero de 2012

jueves, 12 de enero de 2012

Ars Vital





"La palabra es un cuerpo que se mueve en tus labios..."


                                             Luis Oroz








No es silencio.
Es tu mano sobre el temblor de un hilo
( mi sangre tinta de huecos y señales,
derramada
por el abismo blanco)
que acaricia o quien sabe
rescatarme de gritos o profundos anhelos.

Y a trazos o conjuros
te vas quedando. Roza
lívida rigidez tu gesto dulce
de buscarnos abrigo entre palabras.

No nos quiebra el instante temeroso
de sabernos desnudos en la voz.

No hay silencio.
Es tu mano paciente en el seísmo
( mi piel muda de cruces y candados,
escombrada
por las páginas negras)
reuniéndome o quien vuelve
a morderme una nota de luz entre los labios.




).(

lunes, 2 de enero de 2012

Pac Man





Pero ahí,
en aquél laberinto en que  todos los hombres acechaban la noche,
yo no veía estrellas.
Más allá de las horas
( el más allá de fruta, tierna carne)
cultivaba el jardín de los desvelos
y a la luz de palabras contrahechas que no supe decir,
 el animal dormía.

Eres pasión, Viví.

( todavía me arranca de los sueños la garra sibilante).

El contaba las gotas de mi sangre. Palideció el volumen del aullido;
pero ahí,
Fiera tensó los músculos…

Yo no veía estrellas. Temía el peso exacto del tiempo por venir:
el pecho del sollozo abierto en dos,
 mi corazón callado para siempre.


22.12.2008 ).( 22.12.2011
Real Time Web Analytics