martes, 12 de noviembre de 2013

Cuándo

                    

                                              San Luis, día cualquiera de esta primavera.-


Amor mío:
                 Desperté con tu sombra. O es tal vez
que han florecido tarde las acacias y me llora la sangre
agradeciendo la fragante excusa.

Las manos de tu sombra estaban frías.
Pensé en llevarlas a mi pecho pero
otra caricia  me cubrió los ojos y susurró – Es la hora.

No sabría decirte donde estamos. Todas tienen mi rostro.
Somos tantas y es cómica su expresión si al rozarnos
me van reconociendo sus miradas.

No sabría decirte qué buscamos.

Todas corremos, mientras, me siento a verme transitar
en círculos y concentrada o ciega  voy
quitándome
las capas inarmónicas

    Alguna de nosotras no está de acuerdo y es
(tan extraño)
 verla correr de espaldas, como un recuerdo en sepia
pero no me convence su escasez de juicio
¿Qué súplica de invierno la retiene?

Me han tocado en el hombro… apresurándome:
-Ay! Voz pequeña! Vamos
acelerando el paso
multiplicándonos y cuántas ignoradas nos quedan por nacer.

Todas corremos, mientras, espero que oscurezca
y me trascienda con su voz tu sombra:

-Para. Respira. Deja que te abrace.
 

lunes, 11 de febrero de 2013

Wetland








Espero que mi cordura cubra el costo
para remover la mancha de mi amor.
                    (Damién Rice)


Una gota minúscula (lo llamarás deseo) 
sobre el párpado oculto de mi frente. Ni esperanza 
ni puerta de naufragio 
(pero tú, laberinto, todo lo distorsionas y perjuras) 
cae ciega, silenciándose cómo 

palabra que no admite 
lo que en verdad sabía del amor: 
habrá que hacer un alto, rediseñar la flota de quimeras, aventurarse 
al centro de la lágrima: 

Tuya y falaz. Escrita a contrabando. Sucia. Sola. 

Bastará con un soplo de cordura, o un desnudo poema de lamentos y otra gota 
arraigada 
a la mala costumbre  de besar  por la espalda  replegará su hambre 

para acechar los sueños (donde brotas desquicias 
y reduces el ojo pueril de mi tormenta).Habrá que hacer un alto 
en los ahogos, redelinear el mapa de ternuras , desconocer el puerto: 
tu mutismo y mi llanto. 

Salvarme restañando la evidencia. 



).( 



http://www.editorialalaire.com/viewtopic.php?t=16222&postdays=0&postorder=asc&start=0
Real Time Web Analytics